Martes de leyendas y cuentos (Especial reflexión navideña)

Fuente: Pixabay

Muchas gracias queridos amigos por la compañía y lectura de mi post, los días han pasado muy rápido, nuevamente hemos llegado al día martes, día en el que mi blog se torna místico y mágico, es momento de una pausa y disfrutar una lectura con el encanto de una leyenda, hechos naturales o sobrenaturales de la vida, mágicos episodios que nos contaron nuestros abuelos, o aquella amorosa lectura que nos proporcionaron nuestros padres antes de dormir. Te invito a viajar en el tiempo, disfrutar y reflexionar con esta hermosa historia cargada de amor.

 

La vida es un verdadero misterio, nunca sabes lo que te espera, No a todos nos toca vivir de la misma manera. Lo cierto es que vamos por el mundo sorteando obstáculos y eligiendo caminos

caminos que nos lleve a la felicidad, hacemos muchas cosas en busca de esta satisfactoria sensación, invertimos tiempo y dinero buscando la felicidad y muchas veces los tenemos muy cerca nuestro y no nos damos por enterado, la felicidad puede estar junto a ti, solo debes ser capaz de verla.

Fuente: Pixabay

 

La historia de hoy nos llevara a un lugar mágico e increíble, Un hermoso lugar lleno de misticismo e historia. Este relato está inspirado en el cuento “Bienes invisibles” se trata de la vida de un niño humilde, que como todo niño tiene muchas esperanza de recibir un regalo en la llegada de la navidad, una hermosa historia que comienza así

 

Hace muchos años a la vera de unas montañas de “Escocia” se estableció un pequeño pueblo, en él vivía una familia muy humilde, a pesar de ser muy trabajadores, todo el dinero ganado solo alcanzaba para comer.

 

Papa y Mama se esmeraban mucho para mejor su situación económica, trabajaban desde muy temprano hasta la puesta del sol, el hombre se dedicaba a labrar la tierra bajo los fuertes rayos del sol, la mujer trabaja en un negocio como costurera, había tanto trabajo, que debía trabajar más de doce horas al día.

Fuente:

 

Cuanto más trabajaban, menos alcanzaba el dinero, los meses pasaban muy rápido, pronto llegaría la navidad y no habían podido ahorrar ni siquiera una moneda para obsequiar un regalo a su pequeño hijo en la noche buena.

 

Como todo niño estaba ansioso esperando la visita de papa Noel y su regalo, era costumbre en el pueblo dejar una bolsa de lana en la puerta para que al visitar el señor de los regalos pusieran los obsequios dentro de la gran bolsa.

 

Sus padres escuchaban con mucha tristeza al niño cuando hacia la cartita a papa Noel, mencionaba que se había portado muy bien y quería recibir un regalo, no pedía nada especifico, cualquier regalo estaría muy bien. Era muy común al levantarse el día de navidad y salir corriendo para ver que regalos había en la bolsa.

Fuente:

 

Mama y Papa estaban desbastados, pero nada podían hacer, si compraban un regalo, no pondrían nada en la mesa Navideña para comer, después de mucho pensar a la madre se le ocurrió una gran idea.

 

Llamo a su hijo junto a la chimenea y pregunto al niño si sabía lo que significaba las posesiones imperceptibles, como era de esperar el jovencito no tenía idea, la madre sentó al niño en sus regazos y explico que hay regalos que trae Papa Noel que se puede tocar, estos son posesiones que puedes ver, sin embargo hay regalos mucho más valiosos que estos, que son aquellos que regocijan el alma de felicidad.

 

Pero no todos los niños pueden recibir este tipo de regalo, solo aquellos que son de buen corazón y que creen en la magia de la navidad, si el despertar y ves la bolsa vacía. ¡Recuerda que no es así! Esta está llena de amor de papa y mama, de salud, de felicidad y paz. Debes sentirte muy feliz y agradecido con papa Noel por traer este regalo tan especial ¡Las posesiones imperceptibles!

Fuente:

 

En la mañana de Navidad abrió la puerta y vio la bolsa vacía, el niño salto de alegría gritando a que viniera su madre, ante tantos gritos de felicidad salieron los vecinos a ver que sucedía, todos miraban atónitos sin entender los que pasaba, ya que la bolsa de regalo estaba vacía.

 

Unos de los padres se acercó y pregunto al niño ¿Por qué están tan feliz? Si Papa Noel no había traído ningún regalo para él, tu bolsa esta vacía. El niño contesto.

 

Mi bolsa parece vacía, pero no es así, estoy muy feliz porque Papa Noel vio que soy un buen niño, obsequiándome algo muy especial, que solo pueden ver y recibir aquellos de buen corazón y que creen en la magia de la navidad, el regalo que trajo Papa Noel son ¡Las posesiones imperceptibles!

Fuente:

Muchas veces estamos tristes porque el dinero no alcanza o los bienes materiales no llegan a cubrir nuestras necesidades o simplemente estamos insatisfechos con los bienes que poseemos, sin darnos cuenta que gozamos de muchas posesiones imperceptibles, como el amor de nuestros seres queridos, la paz en el hogar, gozamos de salud. Recuerda que la felicidad radica en estas pequeñas cosas y no en los bienes materiales, la próxima vez que te sientas triste porque el dinero no alcanza, recuerda que estas lleno de ¡Posesiones imperceptibles!

Fuente:

¿Ya has probado la interfaz alternativa de Steemit? ¡ SteemPress! Una novedosa manera de publicar tus post.

Vote steempress como testigo

https://steemit.com/~witnesses

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *