Martes de leyenda Y cuentos “Marcando el camino”

Fuente: Pixabay

Muchas gracias queridos amigos por la compañía y lectura de mi post, los días han pasado muy rápido, nuevamente hemos llegado al día martes, día en el que mi blog se torna místico y mágico, es momento de una pausa y disfrutar una lectura con el encanto de una leyenda, hechos naturales o sobrenaturales de la vida, mágicos episodios que nos contaron nuestros abuelos, o aquella amorosa lectura que nos proporcionaron nuestros padres antes de dormir. Te invito a viajar en el tiempo y disfrutar una hermosa leyenda como lo hacíamos en nuestra niñez.

 

La vida es un verdadero misterio, nunca sabes lo que te espera, No a todos nos toca vivir de la misma manera. Lo cierto es que vamos por el mundo sorteando obstáculos y eligiendo caminos

caminos que nos lleve a la felicidad, hacemos muchas cosas en busca de esta satisfactoria sensación, invertimos tiempo y dinero buscando la felicidad y muchas veces los tenemos muy cerca nuestro y no nos damos por enterado, la felicidad puede estar junto a ti, solo debes ser capaz de verla.

Fuente: Pixabay

 

La historia de hoy nos llevara a un lugar mágico e increíble, Un hermoso lugar lleno de misticismo e historia. Este relato está inspirado en la “historia del lápiz” trata de una niño y su abuelo quien escribía en presencia de él, este intrigado hace una pregunta, el anciano responderá con alguna bellas enseñanzas. Una hermosa historia que comienza así.

 

Hace mucho tiempo en un poblado muy lejano vivía una familia humilde de profesión agricultor, muy trabajadores, comenzaban a labrar la tierra antes de la salida del sol y regresaban a su hogar varias horas después de haber entrado. Su condición de vida y sus hijos numerosos obligaban esta situación.

 

En esta época era muy común que toda la familia trabajaran, incluyendo los niños, ni bien aprendían a caminar, eran apto para el trabajo. Este matrimonio debía alimentar a sus siete hijos varones, aunque todos trabajaban, poco era el dinero que ganaban.

El séptimo hijo era un niño muy diferente, con tan solo cinco años, era más inteligente que toda la familia junta, por esta razón, los padres decidieron darle la oportunidad y que viviera una vida distinta.

Fuente: Pixabay

 

A varios días de caminata existía un monasterio, el único lugar en donde podían recibir al niño y darle una buena enseñanza, el matrimonio ansiaba una educación para sus hijos, pero en la condición en que vivían se hacía imposible.

 

Por mucho que pesara la separación de su hijo, en el fondo sabían que era para su bien, el niño fue con la intención de visitarlos el año entrante, los padres se comprometieron, si en un año el no regresaba, ellos visitarían en el monasterio.

 

Al llegar había una fiesta de recepción para el niño, los monjes se encargaron de realizarla, para que la separación con sus padres fueran menos dolosa, el niño se mantuvo entretenido, que casi ni advirtió la partida de sus padres.

Al día siguiente, un anciano sabio mando a traer al niño al salón de la sabiduría, al llegar el anciano se presentó, luego solicito al niño que mirara lo que tenía en sus manos y que por favor lo describiera, el niño contesto.

Fuente: Pixabay

 

-¡Maestro, es solo un lápiz! No veo nada de especial en él. El silencio gano el salón de la sabiduría, después de varios minutos el anciano contesto.

 

-¿Lo que veis es solo un lápiz corriente, verdad?

 

-¡Si, maestro! Es un lápiz común, lo que escriben y llevan en su interior algo que hace que la escritura resulte negra.

 

-¡Muy bien hijo mío! Ve y estudia con los hermanos, si algo necesito de ti, te haré llamar.

 

El niño se fue con la cabeza gacha, era consiente que no era la respuesta que esperaba de él, sin embargo, no tenía una respuesta diferente en ese momento.

Pasado una semana en anciano sabio volvió a llamar al niño al salón de la sabiduría, al llegar el anciano pido al niño que mirara lo que tenía en sus manos y que por favor lo describiera, el niño contesto.

Fuente: Pixabay

 

-¡Maestro es solo un lápiz! Sé que no es la respuesta que espera, pero por mucho que lo intente durante la semana. No veo nada de especial en él.

 

El silencio gano el salón de la sabiduría, después de varios minutos el anciano contesto.

 

-¡Todas las preguntas poseen varias respuestas! Anqué parezca mentira, dependiendo de cómo se miren las cosas, pueden cambiar las respuestas.

 

-¡Este simple lápiz, como tú lo has llamado! Posee al menos cinco enseñanzas muy importantes, ahora que conoces otro punto de vista y una nueva respuesta, llévate este lápiz y averigua cuales pueden ser sus atributos que nos deje tales enseñanzas.

Pasado varios meses en anciano sabio volvió a llamar al niño al salón de la sabiduría, había pasado tanto tiempo que el niño ya casi había olvidado lo del lápiz, al llegar el anciano pido al niño que describiera algunos atributos que poseía el lápiz.

Fuente: pixabay

 

El niño había ensayado algunas respuestas, pero con el correr del tiempo, se había olvidado.

 

-¡Maestro, sé que no creerá lo que vos a decir! Tenía algunas respuestas, pero con el correr del tiempo las olvide. El silencio volvió a ganar el salón de la sabiduría, después de varios minutos el anciano contesto.

 

-¡Efectivamente, esa fue la idea de dejar correr el tiempo! Deseaba ver cuánto de interés hay en ti en aprender, sin embargo, no hay de qué preocuparse, ya que hasta ahora solo te he estado observando y no te enseñe nada.

 

-¡Ahora presta mucha atención!, Lo que aprenderás el día de hoy, será una lección de vida.

 

-¡He mencionado que al menos cinco atributos, o cinco enseñanza posee este simple lápiz!

 

-¡Lo primero que debes aprender! Que con un lápiz puedes llegar realizar cosas muy importantes, pero nunca olvidar que el lápiz necesita una mano quien lo conduzca, Estos pueden ser: tus maestros, tus padres o el mismo creador.

-¡Otra enseñanza que deja un lápiz! Que de vez en cuando la punta se rompe, es necesario detenerse y volver a formar la punta para continuar con la escritura, sin embargo este proceso puede ser muy doloroso para el lápiz, ya que el sacapuntas tiene mucho filo y desgarra su corteza hasta ver crecer la punta para volver a escribir.

Fuente: Pixabay

 

Por lo tanto tienes que estar preparado, ya que al igual al lápiz, en algún momento tendrás que parar y pasar por algún proceso doloroso, sin embargo al superarlo, esto te dejara una enseñanza y enriquecerás como persona.

 

-¡La tercera cosa que puedes aprender de un lápiz! Que cada uno de ello lleva consigo una goma de borrar, como seres humanos podemos equivocarnos y con este tipo de escritura tenemos la posibilidad de borrar y enmendar nuestro error y aprender de ellos.

-¡Otra enseñanza muy importante! Es que el exterior de un lápiz no es lo más importante, pueden ser muy bonitos, de colores, con rayas, incluso algunos vienen decorados con pequeñas plumas para llamar su atención, lo que realmente importa en el lápiz es lo que tiene en su interior ¡La mina, esencial para hacer la escritura!

Fuente:

 

Por lo tanto recuerda, no importa se eres una persona linda, si vistes las mejores ropas o si humildad te lleva a vestir de harapos, lo que verdaderamente importa de las personas es lo que poseen en su corazón.

 

-¡Finalmente y no menos importante! Lo que aprenderás de un lápiz, es que al usarlo siempre deja una marca. Al igual al lápiz, debes recordar que en esta vida, todos tenemos una misión y debemos ir por ella dejando una marca, ir por el camino imprimiendo tus propios surcos y que todo el mundo sepa, que tú has pasado por allí.

 

Para cuando el niño había aprendido todas estas lecciones y regreso a casa, sus hermanos eran personas grandes y el un adolescente brillante. Ahora llego el momento de dejar marcar en su camino.

Fuente:

¿Ya has probado la interfaz alternativa de Steemit? ¡ SteemPress! Una novedosa manera de publicar tus post.

Vote steempress como testigo

https://steemit.com/~witnesses

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *