Martes de leyenda “la formación de los niños en un lugar celestial”

Muchas gracias queridos amigos por la compañía y lectura de mi post, los días han pasado muy rápido, nuevamente hemos llegado al día martes, día en el que mi blog se torna místico y mágico, es momento de una pausa y disfrutar una lectura con el encanto de una leyenda, hechos naturales o sobrenaturales de la vida, mágicos episodios que nos contaron nuestros abuelos, o aquella amorosa lectura que nos proporcionaron nuestros padres antes de dormir. Te invito a viajar en el tiempo y disfrutar una hermosa leyenda como lo hacíamos en nuestra niñez.

La leyenda de hoy está inspirado “El ángel de los niños” Cierto día, un ángel que vivía en el cielo, debía descender a la tierra como una niña, al ser informado muchas preguntas surgieron en la cabeza del ángel, sin embargo, dios pudo disipar todas su dudas con una sola palabra. Una hermosa historia que comienza así.

Fuente: Pixabay

 

 

Hace muchos años, en la cima de la montaña más alta del mundo se encontraba un lugar celestial, allí vivía el creador rodeado de cientos de ángeles. La vida en el lugar era mágica y placentera, los angelitos disfrutan de la hermosa vista que tenían de allí, podían observar los hermosos colores que emanaban de los arcoíris, el celeste de los mares y el verde natural de la tierra.

 

 

El creador junto a sus colaboradores se sentaban al borde de la montaña a escuchar y evaluar los pensamientos de las personas, cientos de pensamientos se elevaban hasta allí, algunas personas pesaban como hacer más lucrativas sus vidas, otras como hacer para llegar con el dinero a fin de mes, otros anhelaban una mascota, aquellos que buscaban la felicidad y las que deseaban tener un bebe.

El creador y sus colaboradores evaluaban los pensamientos y deseos, los miembros del equipo se encargaba de estudiar y analizar la vida de cada una de estas personas, dependiendo de su accionar y la calidad de personas, se les concedían sus deseos.

Fuente: Pixabay

 

Miles de pedidos se procedan a diario y cientos de deseos eran concedidos, un trabajo extenuante para todo el equipo, satisfacer los pedidos de las personas no era una tarea fácil, sobre todo cuando se trataba de enviar un bebe a un hogar.

 

 

Este deseo era el más analizado, no cualquiera que deseara un bebe lo obtenía, cada deseo pasaba por rigurosos controles, de los cuales deberían resultar satisfactorios, de no ser así eran denegados.

Aquellos que resultaran positivos pasaban por otra evolución, en esta se averiguaba con lujos de detalle todo sobre de la familia y allí se definan el niño ideal, conociendo la característica del niño, el mismo creador se encargaba de verificar el perfil de cada ángel que vivía en el lugar celestial, una vez definido, se lo enviaba a la tierra a ocupar el lugar de un bebe.

Fuente: Pixabay

 

Un deseo muy especial llego a oídos del creador, se trataba de una familia muy humilde, hace muchos años deseaban un bebe, nadie mejor que esa mujer, para convertirse en madre. Después de mucho analizar, decidió que mandaría al ángel más allegado, uno muy especial, a quien quería como a su propio hijo.

 

No paso mucho tiempo para que el ángel que sería enviado se enterara de su viaje a la tierra, muy asustado acudió a su encuentro con el creador.

 

-¿Es vedad lo que se dice? ¡Deseas enviarme con una familia a la tierra! ¿Qué voy hacer allí? Si no tengo experiencia.

-¡No te preocupes hijo mío! Todos los niños que llegan a la tierra no tienen experiencia, cuando legues encontraras a una buena mujer que de apoco té trasmitirá todo su saber.

 

-¿Qué va a ser de mi cuando me sienta triste y llore? Aquí los ángeles mayores nos cantan hasta estar felices.

-¡No te preocupes hijo mío! Todos los niños que llegan a la tierra lloran, cuando llores, esa buena mujer te cantara y veras que sus canciones son las más hermosas que jamás hayas escuchado.

 

-¿Qué voy hacer cuando me hable? Si yo no ser hablar como los seres humanos

-¡No te preocupes hijo mío! Todos los niños que llegan a la tierra no saben hablar el idioma que hablan las personas, esa buena mujer te dirá las palabras más hermosas que hayas escuchado y sin darte cuenta estarás hablando en su idioma.

 

¿Porque me envías a la tierra, si allí hay muchas personas malas? Que todo el tiempo están pensando cómo hacer el mal a sus semejantes.

-¡No te preocupes hijo mío! Esa buena mujer no permitirá que suceda algo malo en tu vida, incluso es capaz de perder la suya con tal de mantenerte a salvo.

 

Así estuvieron muchas horas hablando de todas las dudas que podía tener el pequeño ángel, las horas pasaron y llego el momento en que debía emprender el viaje a la tierra.

 

-¡Ya llego la hora de tu viaje hijo mío! ¿Tienes otra pregunta?

-¡Si padre! ¿Te volveré a ver?

-¡No te preocupes hijo mío! Esa buena mujer te enseñara oraciones que te mantendrá siempre cerca de mí y anqué no me veas yo estaré cerca de ti

-Llego el momento de tu partida. ¡Adiós hijo mío, se feliz!

– ¡Adiós padre! Dijo el angelito llorando

 

El pequeño angelito muy triste emprendió un largo viaje, muchos meses tendría que pasar para estar en casa de su nueva familia, faltando poco para llegar y escuchando el murmullo de los seres humanos, recordó que el creador nunca dijo el nombre de esa mujer

Fuente: Pixabay

-¡Padre, tengo una pregunta más!

-¡Si hijo mío, dime!

-¡Nunca mencionaste el nombre de esta mujer!

-¿Cuál es su nombre?

¡No te preocupes hijo mío! Solo dile ¡Madre!

 

Fuente: https://albalearning.com/audiolibros/cuentos/elangeldelosninos.html

¿Ya has probado la interfaz alternativa de Steemit? ¡ SteemPress! Una novedosa manera de publicar tus post.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *